lunes, 14 de noviembre de 2011

Maasaki Toma y la Copa de España

El viernes, la Football Association, o la federación inglesa de fútbol para los que conducimos por el lado correcto, informaba que por primera vez en 131 años, un no británico iba a arbitrar un partido de su FA Cup. El elegido, que arbitrará un Brentford-Basingstoke de la primera ronda, es el japonés Maasaki Toma (38 años). El japonés, que ascendió a la categoría de internacional en 2005, lleva unos días en Inglaterra en un intercambio "estudiantil". Allí ha podido arbitrar algún partido de la liga de reservas, alguno de categorías inferiores, ha sido cuarto árbitro en algún partido internacional...

¿Y nosotros? No, nosotros no, que somos muy españoles. Bueno, o a lo mejor sí. A lo largo de la historia de nuestra Copa de España, ha habido varios extranjeros que han actuado como árbitros de la que es nuestra competición más antigua. Y cuando digo varios, quiero decir muchos. Sobre todo en los primeros veinte años de Copa.

La Copa de España comenzó en 1903, años en que los árbitros, principalmente, eran jugadores en activo. O dirigentes de los equipos. O periodistas. O cualquiera que estuviera por allí y se atreviera a arbitrar el partido. Y como en los equipos solía haber extranjeros, normalmente ingleses, pues eso, que la historia arbitral de la Copa nos da bastantes ejemplos de extranjeros que arbitraron en nuestra primera competición.

Nombres como Morris, Forster, Waterson, Sydney, Lescaillé, Lavat, Veitch, Sloop, Hodge, o el gribraltareño Rodríguez, arbitraron partidos en las distintas rondas de las copas anteriores a 1916. Todos ellos eran jugadores de distintos equipos, casi siempre de los que competían en la Copa de España.

Pero no solo fueron ellos y no solo en las "distintas rondas" de la Copa. Hubo algunos más que arbitraron finales de la Copa de España, que no es poco. La serie de finales españolas arbitradas por ciudadanos extranjeros la inició en 1911 Martyr Scott, que era el capitán del Civil Service de Londres, equipo inglés que estaba por aquellas fechas jugando amistosos en España. Al año siguiente, otro inglés, Hamilton, arbitró el partido por el título de Copa. En 1914 la suerte le correspondió a otro inglés, Mr. Rowland, secretario del colegio inglés de árbitros, de visita por nuestro país. En 1915 arbitró la final el suizo Walter Germann, jugador del Sporting de Irún.

Hasta aquí, un poco de todo: un jugador de un equipo extranjero, dos jugadores de equipos españoles, un árbitro inglés... Sin embargo, todas estas designaciones ocurrieron unos años antes de que se empezaran a crear los colegios de árbitros en España.

Sin embargo, tenemos un precedente del "árbitro extranjero que arbitra la final de Copa de España". En 1922, los equipos finalistas no se pusieron de acuerdo en el árbitro que querían para la final. El FC Barcelona quería el árbitro de unos colegios; el Real Unión de Irún lo quería de otros. Y no solo es que quisieran árbitros de unos colegios u otros, sino que vetaban nombres y colegios. Incluso algún colegiado prefirió eliminarse de la lista, por si acaso. Ante la dificultad de encontar un árbitro en España aceptado por los dos equipos, al colegio nacional se le ocurrió dirigirse a nuestros vecinos del norte. Y pocos minutos antes de que se iniciara el partido llegó al campo el francés Thomas Georges Balvay.

Así que nosotros también tuvimos nuestros árbitros extranjeros. Nos costó menos que los 131 años de los ingleses, apenas una decena, pero es que aquí somos muy adelantados.

3 comentarios:

Franchi dijo...

Para mi es una falta respeto que participen árbitros extranjeros en nuestras competiciones.

Acaso no hay gente preparada y luchando por ello año tras año??

O es que ahora nos parecería bien, que por ejemplo el 4º árbitro de la final de la copa del rey fuera macedonio, cuando tenemos árbitros en primera que también merecen tener tal honor de participar en una final?

linesman dijo...

Pero eso es aplicable a nosotros cuando vamos "a enseñar" al extranjero.
Existen los intercambios y hemos oído 1000 veces al menos que el mundo se está globalizando.
Es cuestión de acostumbrarse.
Javier Bravo.

ander225 dijo...

NO VIENE AL CASO, pero me imagino que te interesará, después de ver lo que has comentado en el Blog de matallanas...


Pues no sé de dónde saca Ud. el dato de que la mayoría piden retirarse en Camp Nou o Bernabéu:
2003: Lopez Nieto se retiró en El Sadar (OSA-ALA)
Ansuategui Roca se retiró en el Camp Nou (FCB-ESP)
2004:
2005: Losantos Omar se retiró en el Calderón (ATM-GET)
2006: Esquinas Torres se retiró en Camp Nou (FCB-ESP)
2007: No hubo árbitros retirados sino descendidos
2008: No hubo árbitros retirados sino descendidos
2009: Medina Cantalejo se retiró en Riazor (DEP-FCB)
Rdguez Santiago se retiró en el Lluis Companys (ESP-MAL)
2010: Mejuto González se retiró en San Mamés (ATH-DEP)
Perez Burrull se retiró en el Ono Estadi (MLL-ESP)
2011: Ramirez Dominguez se retiró en el Rico Pérez (HER-SPO)

Desde luego, si lo piden así parece que no les hacen mucho caso...

A VER SI NOS INFORMAMOS UN POCO!!!

Espero respuesta