jueves, 13 de septiembre de 2007

Un poco de Historia - Primeros internacionales españoles

Corría mediados de 1924, cuando la FIFA solicitó a la Federeción Española de Fútbol una lista de cinco árbitros a los que se daría la categoría de "Internacional". Este nombramiento les capacitaría para dirigir encuentros internacionales auspiciados por FIFA.

Por aquel entonces al Comité Nacional de Árbitros se le ocurrió una idea "democrática", muy en la línea de las designaciones nacionales, donde eran los equipos contendientes quienes elegían al colegiado del encuentro: se pidió a cada comité territorial que votará por cinco árbitros entre los de 1.ª categoría y luego se contaron los votos. Los cinco más votados se convirtieron en los primeros colegiados españoles con la categoría de internacional.

La votación quedó como sigue, por orden de preferencia según los comités territoriales:

José LLOVERA MAS (CATALUÑA): En aquel año era el presidente del comité catalán. Obtuvo un voto unánime por parte de todos los comités territoriales. Aparece en mis listas de colegiados internacionales en otras dos temporadas, 29/30 y 30/31, aunque es posible que también lo fuera en las intermedias. Fue uno de los colegiados que arbitraron en la primera edición de la liga española. A la temporada siguiente, en la segunda edición, volvió a ser elegido por los equipos para arbitrarles. Tras un año sin participar en la liga, en la temporada 31/32 volvió a dirigir partidos de liga, en la que sería su última actuación en la élite. Dirigió un total de 8 partidos en liga (3 en su primera serie y 5 en la segunda).

Fermín SÁNCHEZ GONZÁLEZ (CANTABRIA): Aunque hoy totalmente olvidado, Fermín Sánchez fue uno de los colegiados más respetados de su época y un gran impulsor del deporte cántabro. En la temporada siguiente, la 25/26, volvió a ser nombrado árbitro internacional, ahora por última vez. Pronto dejó sus labores arbitrales para dedicarse exclusivamente a su trabajo y al fomento del deporte. No llegó a participar en la liga española. Una muestra de la consideración que le tenían todos los estamentos futbolísticos nacionales fue su nominación como colegiado de la final de Copa del año 1924.

Pelayo SERRANO (VIZCAYA): Otro de los grandes colegiados de la "antigüedad". Arbitró en la primera edición de la liga (6 partidos) y tras un año castigado volvió en la tercera edición (7 partidos). Fue su último año en la élite. Volvamos a lo del año castigado: para dirigir partidos de fútbol en los JJ.OO. de Amsterdam (1928) se había designado al madrileño Pedro Escartín Morán y al vizcaino Pelayo Serrano. Al poco de bajarse del tren en la ciudad holandesa, Serrano se enteró de que había sido sustituido por el catalán Guillermo Comorera Gatuellas, que ya se encontraba en la sede de los juegos. A su vuelta a casa el comité y la federación vizcaina armaron tanto "ruido", que las sanciones se sucedieron en cadena. Uno de los más afectados fue el propio Pelayo Serrano que estuvo un año sin arbitrar. Muestra del error del Comité Nacional de prescindir de uno de los mejores, es que poco antes de la sanción había sido el encargado de arbitrar la final de Copa de 1929.

José MURGUÍA (VIZCAYA): Lamentablemente, y por mucho que busco, no he conseguido ninguna información sobre este colegiado vizcaino. Dirigió 5 encuentros en la primera edición de la liga.

Luis COLINA ÁLVAREZ (CENTRO): El colegiado madrileño fue Presidente del comité de la región Centro y, más tarde, Presidente del Comité Nacional. Mantuvo la categoría de internacional durante dos temporadas más, hasta la 26/27. No llegó a arbitrar encuentros ligueros ni finales de Copa.

Como primera aproximación a la prehistoria de nuestros árbitros FIFA, puede valer. Otro día más.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Puedes hablarnos del ex árbitro MEDINA IGLESIAS?
Un saludo

César dijo...

Mariano Medina Iglesias, actual vicepresidente del comité asturiano de árbitros, ha sido uno de los grandes del arbitraje español. Debutó en 1.ª división en la temporada 64/65 y se retiró en la 78/79, después de haber dirigido 150 partidos de liga y la final de Copa de 1973. Tras solo dos años en la máxima categoría, fue promovido a colegiado internacional, en la 66/67. Muestra de su gran categoría, a la temporada siguiente fue designado como árbitro en los Juegos Olímpicos de México, en 1968. Como internacional participó en numerosos encuentros. Después de 7 temporadas con la escarapela FIFA, la perdió tras la temporada 72/73.

linesman dijo...

Su hijo llegó el año pasado a 2ª División, descendiendo a 2ª B para esta temporada

César dijo...

Por rematar el comentario de linesman, su hijo es Mariano Medina Méndez.