martes, 23 de junio de 2009

Jueces de línea internacionales I

A principios de 1991 a FIFA se le ocurrió que los jueces de línea fueran "profesionales", es decir, que se dedicaran solo a juzgar a las líneas. Hasta entonces, como ocurre ahora en las categorías regionales, los jueces de línea de un partido eran árbitros de categorías inferiores, o de la misma categoría que la del árbitro principal. 

La idea es de las mejores que ha tenido FIFA en el ámbito arbitral. No era normal llegar a un mundial y que actuaran de jueces de línea colegiados internacionales de élite que podía hacer años que no tocaban una bandera. Bueno, a los elegidos para ir a las grandes competiciones les obligaban a hacer tres o cuatro líneas en los meses previos al torneo, pero... 

Pues eso, que qué necesidad tenían Soriano Aladrén o Michel Vautrot de correr por la banda en un partido de liga para entrenarse, pudiendo crear un cuerpo específico de linieres (¿os acordáis de esta palabra?).

Bueno, pues de cara a la temporada 1991/92 ya empezaron a funcionar los primeros jueces de línea específicos. En España, concretamente, esa primera temporada en primera división ya actuaron los primeros, acompañados de colegiados de categoría inferior. Y, como ocurre hoy en día, los jueces de línea internacionales corrían la banda de banquillos junto a colegiados internacionales. 

Volviendo al tema de esta entrada, los internacionales, a la vez que FIFA creó este nuevo cuerpo arbitral, solicitó a las federaciones una lista con siete colegiados para formar la primera nómina de jueces de línea internacionales. ¿Y cómo eligió España a sus primeros jueces de línea FIFA? Pues ni idea. Vamos, me imagino cómo, pero tampoco es plan de inventarse historias.

Así que esta pequeña historia internacional empezó en 1992, con la primera lista. Vamos a ella:

1992

Sergi ALBERT GIMÉNEZ (CATALÁN) ***
Francisco ÁLVAREZ DE LA CRUZ (ANDALUZ) ***
Francisco GARCÍA PACHECO (MADRILEÑO) ***
José Luis IGLESIAS CASAS (ARAGONÉS) ***
José Antonio MIJARES SALICIO (VASCO) ***
José María MUÑIZ FARPÓN (ASTURIANO) ***
Joaquín OLMOS GONZÁLEZ (MURCIANO) ***

Estos son nuestros primeros magníficos. Para la siguiente temporada no hubo ningún cambio.

1993

Sergi ALBERT GIMÉNEZ (CATALÁN) (2 años)
Francisco ÁLVAREZ DE LA CRUZ (ANDALUZ)
Francisco GARCÍA PACHECO (MADRILEÑO) (2 años)
José Luis IGLESIAS CASAS (ARAGONÉS)
José Antonio MIJARES SALICIO (VASCO) (2 años)
José María MUÑIZ FARPÓN (ASTURIANO) 
Joaquín OLMOS GONZÁLEZ (MURCIANO)

Al acabar este año 93, se dio el primer cambio importante en este nuevo cuerpo específico: la escarapela. Los dos primeros años de internacionales, los jueces de línea utilizaban una escarapela igual que la de los principales, pero de color rojo. Es posible que muchos de vosotros no la hayáis visto nunca, pero era curiosa. Y, por supuesto, yo tuve la mía. Era de cartulina y de papel, pero era mía.

1994

Francisco ÁLVAREZ DE LA CRUZ (ANDALUZ) (3 años)
José Luis IGLESIAS CASAS (ARAGONÉS) (3 años)
José María MUÑIZ FARPÓN (ASTURIANO) (3 años)
Joaquín OLMOS GONZÁLEZ (MURCIANO)
Agustín CHACÓN SELAS (VASCO) ***
Pere ESTUDILLO GÜILL (CATALÁN) ***
Manuel LÓPEZ FERNÁNDEZ (VALENCIANO) ***
José RIBERA PASTOR (VALENCIANO) *** (1 año)
Modesto VÁZQUEZ RIBEIRO (GALLEGO) ***


1995

Joaquín OLMOS GONZÁLEZ (MURCIANO)
Agustín CHACÓN SELAS (VASCO) 
Pere ESTUDILLO GÜILL (CATALÁN) 
Manuel LÓPEZ FERNÁNDEZ (VALENCIANO) 
Modesto VÁZQUEZ RIBEIRO (GALLEGO) 
Fernando TRESACO GRACIA (ARAGONÉS) ***
Victoriano GIRÁLDEZ CARRASCO (ANDALUZ) ***
Carlos MARTÍN NIETO (VASCO) ***
Joaquín DÍEZ GARCÍA (CASTELLANO-LEONÉS) ***
Antonio CARDÓS PATERNA (VALENCIANO) ***

En este año de 1995 debutó como internacional un colegiado que ha marcado época como juez de línea: el malagueño Victoriano Giráldez Carrasco. Este año ha cumplido su decimoséptima temporada en primera división. Es el único que queda de la primera promoción de jueces de línea en España. Le queda un año más y cerraremos una etapa en la historia de los asistentes españoles.

[Como siempre, este trabajo no es mío. Yo solo lo he escrito y he buscado algo de información, pero sin Javier Bravo al lado, no hubiera salido nunca. Fue juez de línea y fue árbitro asistente. Y tiene buena memoria, y la comparte, que es lo más importante. Gracias. Y gracias también a Juan Carlos, que rellenó una laguna que, para mí, era imposible de alcanzar. Y gracias, uno más, a Pere, que me atendió amablemente mientras paseaba por el campo con sus perros, mientras yo le daba el coñazo por teléfono. Y gracias a la gente del comité navarro, que fue el único que se dignó contestarme cuando solicité información. Y gracias a los comités que ni me contestaron, porque así voy conociendo un poco mejor cómo funciona este mundillo].

4 comentarios:

gabri dijo...

Ya podrías poner una foto de esa escarapela roja, aunque sea de papel ;)

Y la última línea, "Y gracias a los comités que ni me contestaron, porque así voy conociendo un poco mejor cómo funciona este mundillo", me muero xD

Fantásticas tus entradas, como siempre :D

César dijo...

Esa escarapela roja estará en el mismo sitio que mi juego de tarjetas roja y amarilla hechas con cartón y cinta aislante. En el cielo.

Anónimo dijo...

Señores, el arbitraje es un mundo, una institución muy bonita, pero tiene sus peros, muchísimos peros...hace tiempo un caballero llamado Manuel Díaz Vega, dijo en una de las charlas (de las varias a las que he asistido) que el árbitro tiene que ser profesional en la categoría que ostenta, independientemente de la posibilidad del ascenso, que hacen falta también en la organización buenos colegiados de segunda b, tercera división, regional... y esa es la filosofía que yo personalmente le aplico a esta pasión, trabajar (que no falte), disfrutar y ser ambicioso pero con los pies en el suelo... en este mundo hay clases de personas y personas con clase, cómo árbitros con clase (independientemente de la categoría) y clases de árbitros (los hay en todos los comités) hay que intentar ser primeramente una persona con clase y en este mundillo ser un árbitro con clase.

Quiero felicitar a el autor del blog, pocas veces me animo a escribir, y aunque no haga falta que te lo diga, hay mucha gente que te lee y a los que no ya me encargo yo de darles la página, la verdad te lo tienes currado. Lástima los paroncillos que haces, yo ya tengo mono.

Un saludo

César dijo...

Muchas gracias, Anónimo.