martes, 15 de septiembre de 2009

Sin comentarios (bueno, uno sí, al final)







No pensaba decir nada, pero visto el primer comentario de Anónimo, podría parecer que no me ha gustado la entrevista. Al revés: me parece la mejor entrevista a un árbitro que he visto nunca. Hay que tener morro para hacer lo que han hecho Iturralde y Rafa. El mismo morro que hay que tener para pitar un penalty contra el Madrid en el Bernabéu. Por ejemplo.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Como árbitro siento verguenza, el analfabeto al que le toca la primitiva, siempre será analfabeto

César dijo...

Gruesas palabras, Anónimo. Con las que no estoy de acuerdo. Ojalá me tocara a mí la primitiva.

Anónimo dijo...

Para pitar un penalti en el bernabeu contra el madrid simplemente hay que ser arbitro, para tener un encuentro de tres individuos en este tono soez, basta con irse al cierre del parking de un after hour. Supongo que mas que el contenido de la entrevista, te gustará el sombrerito.

César dijo...

¿Encuentro de individuos en este tono soez? Hombre, sí, desde luego, en unos ejercicios espirituales no estaban, pero...

De todas formas, no estoy aquí para defender a Iturralde y a Rafa. A mí me ha parecido esclarecedor, y explica algunas cosas.

Anónimo dijo...

Son ellos mismos!, ni más ni menos.
No se le puede dar más importancia.Creo que nos acerca e indica, que los arbitros tambien son personas , con sus virtudes y defectos.

B.

gabri dijo...

Hasta ahora no he visto los vídeos, muy buenos por cierto. :)

Anónimo dijo...

Vaya personajes...

Anónimo dijo...

Se es árbitro tanto dentro como fuera del campo... (cuantas veces me lo han dicho en todos los años que llevo en este mudno). En este caso, estas dos personas han adquirido cierta "relevancia pública" por ser árbitros. En esta entrevista se alude expresamente a su "profesión" de árbitros de fútbol (en el caso de Rafa, ex árbitro ya)y donde Eduardo es presentado con el subtítulo de "árbitro primera división" . Estos deberían transmitir una imagen mucho más seria y formal del colectivo. No olvidemos que representa ser árbitro: una persona imparcial que dirige una contienda entre equipos y aplica las reglas de juego por igual; los protagonistas del juego son los futbolistas, siendo buen árbitro el que pasa totalmente desapercibido en el desarrollo del encuentro y con posterioridad pues la relevancia que adquiere dentro del terreno de juego aplicando las reglas la "debería abandonar" una vez sale de las instalaciones deportivas en cuestión (sea de la categoría que sea).

Esta entrevista es el vivo ejemplo del uso indebido de esa relevancia pública... pues como he dicho antes, esta entrevista está hecha en calidad de árbitros y no a título personal.

Finalizado añadiendo un dicho que me encanta: hay personas con clase y clases de personas = hay árbitros con clase y clases de árbitros.

Un saludo y enhorabuena al autor de este blog, ya te la he dado en varias ocasiones y con este comentario no pierdo la oportunidad de volver hacerlo.

César dijo...

De acuerdo, Anónimo (el último) te compro ese argumento. Ese sí me ha convencido.

Es verdad que a mí la entrevista sí me ha gustado, pero os entiendo perfectamente. Entiendo que a los árbitros no os haya gustado mucho por la imagen que da. Quizá lo tenía que haber pensado antes de ponerlos.

Fer dijo...

Pues yo me he reido bastante y me lo he pasado en grande.

Y al final de todo, ¿por que se juega al futbol? Para divertirse. ¿Y por que arbitramos? Pues para divertirnos tambien, y por lo que se ve estos dos se lo han pasado pipa alla por donde han ido. Para ser profesional no hace falta ser un estirado y un serio.