lunes, 29 de octubre de 2007

Un día triste para el arbitraje

El pasado día 20 de octubre, Santiago Marrero, en nombre del Comité Cibernético de Árbitros de Fútbol, enviaba un mensaje a sus miembros en el que anunciaba la disolución del CCAF. No sé qué decir. Todavía no tengo palabras.

Descubrí el CCAF hace algún tiempo y tras muchos años en algún foro de arbitraje inglés, me pareció algo fantástico. El nivel del foro saciaba todas mis ansias de conocer mejor el mundo arbitral español, sobre todo el regional, del que tanto me hacía falta aprender. Y su página tampoco estaba mal. Pero su foro, ay su foro. Cuánto lo voy a echar de menos.

He tardado casi diez días en escribir sobre el cierre del CCAF, pero estaba intentando entender el por qué. En su mensaje, Santiago no da ninguna razón. Y me duele. Quizá la junta directiva del CCAF tenga sus razones. Y quizá muchos de los miembros del comité las conozcan, pero hay otra gente que nos hemos quedado huérfanos de información. En fin, si así ha de ser, que así sea.

Y esta penosa noticia me lleva a hablar de algo que había decidido no comentar: en los últimos meses, la mayoría de blogs de árbitros están cerrando. Blogs que hacían una labor impresionante a favor del arbitraje, mucho mejor de la que hacen los altos directivos desde el CTA y los comités territoriales.

Algunos de los árbitros-blogueros dejaban entrever, en su mensaje de despedida, que la decisión de dejar el blog era por presiones de "arriba". Muy bien, solo quiero dar las gracias a esos de "arriba" por no permitirme disfrutar de esos blogs. Ahora, para saber qué es un árbitro, por qué hace lo que hace, si alguna vez sonríen o son siempre tan serios como salen en la tele antes de cada partido, tendré que leer el As. ¿De verdad que esa es la imagen de los árbitros que quieren los de "arriba" que tengamos los aficionados? Pues esa es la que tendremos, la de los medios de comunicación que lo único que hacen es desprestigiar al mundo arbitral.

Y después de contar hasta 10 para calmarme, solo me queda pedir perdón a aquellos árbitros a los que mis palabras hayan molestado. Lo siento por vosotros, chicos. Porque a partir de ahora, y en contra de lo que me habíais demostrado en vuestros blogs y en el CCAF, vais a ser esos árbitros que el As no se cansa de describirme.

Gracias a todos.

1 comentario:

Juanito dijo...

a mí también me cogió por sorpresa y no logro entender porque ha cerrado. Por decisión propia estoy seguro que no, le deben haber obligado pero no se el motivo...